Edificar de manera sostenible será un reto con límite de fecha para el 2021

Según las conclusiones del informe que impulsa hacia un nuevo modelo en el sector inmobiliario, competitivo y sostenible que realizó la consultora PWC, sobrepasó todos los obstáculos que impone el criterio ecológico y que ya venía avisando desde el año 2012, en cómo llevar a cabo la construcción de nuevas formas de producción que sean mucho más eficientes y que respeten al medio ambiente.

Bruselas recientemente ha hecho la aprobación de nuevas normativas, que obligarán a todas las edificaciones nuevas o reconstruidas que partir del año 2021, tendrán que ser energéticamente eficientes y tendrán que disponer de la energía renovable que sea generada por la misma edificación. Un ejemplo de ellos es la obligación del uso de energía solar fotovoltaica en los tejados. Esto supondra un aumento del coste de la vivienda aunque según nos han comentado nuestros amigos de Solar Plak un kit solar puede costar desde los 900 euros los más economicos.  Algun ejemplo de ello podemos ver aquí: https://solarplak.es/kits-solares/

Estos resultados de esta nueva directiva, se comenzarán a plasmar en la legislación y las políticas de España desde el año 2019, según afirmó Dolores Huerta, Gerente de Green Building Council Española.

Sin embargo, muchas personas quieren ir más allá de las nuevas normativas, ya que existen diversas certificaciones de que además del consumo energético, no se presente ningún problema con los materiales de construcción que afecten la salud y que tengan un bajo nivel en las emisiones de CO2, ni tampoco disminuya la calidad del ruido y de la luz natural.

Estadísticas actuales de edificaciones con energía solar

En el año 2017, Breeam confirmo el certificado de 352 edificios y 140 que están en proceso, llegando a un total de 419 edificios con esta certificación. Detalladamente el uso de los edificios, se pueden clasificar en 33% en oficinas, 26% en superficies comerciales, 23% en residencias y 10% en industrias. Esto sumado a que cada año se duplica la cantidad de certificaciones.

A esta cantidad de edificaciones, se le deben sumar 82 edificios autenticados como verdes, 560 que contienen el distintivo Leed, 86 que se encuentran dentro del estándar Passivhaus y además los 69 que se encuentran comprometidos a certificar posiblemente para finales del 2018, datos confirmados por la Plataforma de Edificación Passivhaus.

El director comercial de Tinsa, tiene la convicción de que a pesar de que el ritmo es un poco lento, el camino es la construcción sostenible sin aumentar el precio de las viviendas. Mientras esto sucede, la recomendación es, la reducción del consumo energético para así cuidar el medio ambiente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *