Cómo completar un parte de accidente de tráfico

Todo conductor de vehículos de motor e incluso bicicletas, patinetes, o cómo peatones, podemos vernos inmersos en un accidente de tráfico. Una vez comprobado que todos los afectados están bien de salud, es muy importante serenarse y hacer el parte de accidente.

¿Por qué es importante el parte de accidente?

Cuando ocurre un accidente de tráfico es fundamental completar de forma correcta el parte amistoso, porque en él se va a dejar claro las circunstancias del siniestro, quien lo ocasionó, las partes implicadas, la fecha, lugar etc

Conocer todos estos detalles ahorrará posteriores reclamaciones a las compañías aseguradoras y litigios y problemas judiciales.

 

¿De dónde saco el parte de accidente?

Cuando contratamos un seguro para el vehículo, la compañía aseguradora nos suele mandar entre la documentación uno o dos partes amistosos vacíos para completar en caso de accidente. 

Si no te lo dan inicialmente, pídelo. Y además comprueba que van con su segunda hoja autocopiativa. 

 

¿Qué pasa si se trata de un accidente múltiple?

En caso de producirse un accidente múltiple, es probable que acuda la Policía de Tráfico, y levante y redacte un atestado. Si no ocurriera así, se deberá redactar un accidente por cada colisión entre dos vehículos. Es decir, cada vehículo tendrá dos partes de accidente.

 

¿En qué casos no se hará un parte amistoso?

Cuando acuda la Guardia Civil o la Policía de Tráfico y redacten un atestado del accidente, no será necesario hacer el parte amistoso. Tampoco se hará cuando los implicados no se pongan de acuerdo, o cuando uno se dé a la fuga.

 

Datos imprescindibles a cumplimentar en el parte de accidente

Cuando tenemos un accidente, y sacamos el parte amistoso para completarlo junto con el otro implicado, es probable que nos agobiemos al existir muchos apartados y huecos a cumplimentar.

Debemos mantener la calma y tratar de centrarnos en lo más importante, lo que es fundamental para que no existan problemas de responsabilidad y autoría. Si después de completar lo más importante, podemos cumplimentar el resto de secciones, pues genial.

*Fecha y hora. Parece básico, pero a veces se olvida. Y un día arriba o abajo, puede suponer un problema.

*Víctimas. Marcar desde el parte de amistoso que hay víctimas del accidente, nos facilitará la reclamación posterior que harán tus abogados.

*Datos de los vehículos. Al menos, la matrícula.

*Aseguradora y nº de póliza. Sin estos datos, también resultará muy difícil la reclamación, aunque no imposible, porque se podrían averiguar judicialmente o a través del Consorcio de Compensación de Seguros

*Conductores. Identificar a los conductores.

*Tabla de en medio: circunstancias del accidente. Parece complicado, pero si se lee tranquilamente de forma completa antes de marcar nada, veremos que es sencillo. Y además fundamental para explicar cómo se ha producido el accidente.

*Croquis. Esta parte suele resultar la más difícil porque no todo el mundo sabe dibujar bien.

*Observaciones. Aquí se debe completar con notas o información que no tienen su propio apartado en el parte amistoso de accidente. Por ejemplo:

  • Se me cruzó una bicicleta
  • El semáforo no funcionaba
  • El coche de detrás que provocó el accidente se dio a la fuga

*Testigos. Este apartado es el gran olvidado, y en casos de negativa a pagar las indemnizaciones por parte de las aseguradoras y tener que ir a juicio, puede resultar clave, indicar los testigos presenciales del accidente, y su número de teléfono.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *